Cómo cuidar las flautas MK

 

Para mantener las flautas MK en óptimas condiciones hay que evitar las temperaturas extremas. El instrumento se debería mantener entero en prevención de dejar caer una parte de su cuerpo y así deformar la placa afinadora de latón. Normalmente ésta se deja sin lubricar pero se puede poner la grasa para corcho si es necesario. Es poco probable que se agarroten las piezas del instrumento. Sin embargo, en tal caso y sin emplear mucha fuerza se puede acercar y alejar la una de la otra y a la vez girarlas hacia adelante y para atrás hasta que se suelten sin dificultad. Cualquier problema, no dude en contactarnos.

 

De vez en cuando vale limpiar la flauta para extender su vida y para mantener la calidad del sonido. Al tocar el instrumento se queda dentro de su canal la humedad que poco a poco puede acumularse causando un poco de oxidación. La mejor manera de sacar la humedad de la boquilla es por el limpiador flauta con el que se limpian también varios instrumentos de viento. Póngase en contacto si necesita uno de éstos. Para sacar la humedad del canal se pasa el periódico doblado por el tubo. Evite limpiar el tubo con materiales abrasivos pues éstos pueden dañar el instrumento. Por fuera se puede limpiar la flauta MK con un paño de papel o un tisú impregnado con un limpiador a base alcohólica.