Sobre el Low Whistle

 

Los whistles bajos forman parte del grupo de los instrumentos melódicos más antiguos del mundo.

En 2009 el hueso de un buitre excavado en una cueva en Alemania resultó ser  un whistle no muy distinto de los que tocamos hoy en día. Se ha determinado que este hueso tenía la increíble edad de 35 000 años, es decir data de la época del hombre del Neanderthal – es un ejemplo de uno de los instrumentos musicales más antiguos que conocemos y extraordinariamente, según el arqueólogo quien lo encontró, todavía funciona.

Desde los tiempos prehistóricos, a lo largo de los siglos, va haciéndose una parte de historia desde las tribus de Papua Nueva Guinea hasta los celtas en las periferias de Europa. El whistle es, de hecho un instrumento de muchas formas y  con una historia llena de colorido, y de uso tan extendido que existe en casi todas las culturas del mundo.

Sin embargo, recientemente los whistles bajos han adquirido mucha fama en las manos de  músicos celtas, entre ellos irlandeses, escoceses, vascuences y bretones. La presentación de Davy Spillan, como una parte del espectáculo Riverdance lo lanzó a nuevas alturas de popularidad y fama. Él tocó un  whistle diseñado por Bernard Overton y desde entonces, en unas décadas el whistle bajo ha gozado del interés y popularidad de toda una nueva generación de fabricantes y músicos llevando así su producción y música a nuevas direcciónes.

James Mc Nally (Afro Celt Sound System), Brian Finnegan (Flook), Meter Morrison (Peatbog Faeries), Kevin Crawford (Lunasa), Ross Ainsley (Salsa Celtica / Treacherous Orchestra), Ali Hutton (Old Blind Dogs/ Treacherous Orchestra), Fraser Fifield (Fraser Fifield), Martyn Bennet (Martyn Bennet), Michael Mc Goldrick (Capercaillie/ Michael Mc Goldrick), todos ellos han avanzado mucho la música de los whistles bajos, la han extendido en nuevas direcciones interesantes.

Distinto a otros instrumentos  y estilos musicales, el whistle bajo ha sobrevivido a la formalidad. Ciertamente no existe una técnica formal para tocarlo sino que es más la cuestión de hacerlo como se le dé a uno la gana; es por eso que ha retenido mucho carácter y se ha convertido en un sinónimo de ‘la música folk’.

Mi carrito

No tiene articulos en su cesta de la compra.


Gallery